Arte

El espectáculo de Flamenco Hoy de Carlos Saura

FlamencoHoyA4

Debido al aumento del gusto del flamenco por el publico mexicano, el 6 y 7 de mayo se presentó el espectáculo “Flamenco Hoy” de Carlos Saura, dándonos una nueva perspectiva acerca de dicha danza.

 

Hace dos fines de semana, el Teatro Esperanza Iris de la Ciudad de México, tuvo el placer de presentar el mundialmente afamado espectáculo de “Flamenco Hoy” del cineasta Carlos Saura, el cuál es un espectáculo absolutamente delicioso y que te mantiene atento de principio a fin a lo largo de la hora y media que dura el evento.

Este espectáculo tiene una calidad suprema en todos los sentidos; obviamente el audio y la acústica del Teatro de la Ciudad ayuda bastante, sin embargo, la adaptación de la escenografía es muy bueno, al igual que el manejo de luces y de cambios de escenario es muy buena. Los biombos de tela, donde se proyectas luces e imágenes ayudan muchísimo a que el espectador se enfoque y entienda el ambiente de las canciones, y sobretodo de las coreografías.

Otro punto, muy importante a destacar es el nivel técnico de los bailarines. Su nivel técnico es impresionante, todos tienen una coordinación perfecta al momento de bailar como grupo y la técnica del zapateado es asombrosa. Llega un punto en el que tu ojo no alcanza a percibir el movimiento de los pies, solamente te guías por el sonido. Algo más a destacar sobre su técnica es el movimiento de los brazos, fuerte, pulcro y bastante bien trabajado, algo que suele ser un poco olvidado cuando se practican danzas que involucran más trabajo de zapateado, pero aquí se notó que pusieron atención a cada detalle, por más mínimo que fuera.

_MG_8428

En el espectáculo se combinaron las sevillanas, bulerías, alegrías, y solos de bailaores y cantaores. Sin embargo, quien se robó el espectáculo fue el primer bailarín, Alfonso Losa. Alfonso tiene una pasión por el flamenco impresionante, que logra transmitir desde el primer zapateado que hace; es más, disfruta tanto estar bailando sobre el escenario que nos atrapó a todos, quienes sólo veíamos el tremendo homenaje que le brindaba al flamenco con cada vuelta y zapateado.

Obviamente, los músicos del espectáculo también eran de una impresionante calidad. El cante divino, la guitarra entonando sus mejores notas y las percusiones precisas, complementaron la velada.

_MG_8824

Respecto al vestuario, debo decir que es bastante llamativo y pulcro. Sale un poco de lo que nosotros consideraríamos tradicional para el flamenco y nos muestra como Antonio Alvarado tiene una asombrosa creatividad para fusionar lo tradicional con nuevas propuestas que quizás serían impensables para dicha danza.

Personalmente, considero que es un espectáculo que, de regresar a México, debería exhibirse por más tiempo, ya que las localidades quedaron agotadas y es una experiencia exquisita el ver tanta pasión puesta sobre un escenario, y en la danza.

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *