Lectura

‘Horns’ de Joe Hill, una novela de misterio con tintes diabólicos

horns

Una historia sumamente interesante con una premisa que te atrapa desde el comienzo.

Joe Hill es un escritor estadounidense de cuentos, novelas y comics que, aunque de forma discreta, ha creado una interesante carrera en la literatura en donde ha demostrado que posee calidad y un interesante estilo. Su nombre no es muy conocido, o al menos no como el de su padre, de hecho ha decidido no llevar artísticamente su apellido para evitar favoritismo o comparaciones, al menos de aquellos que no saben que es hijo de Stephen King, el maestro del terror. Sin embargo Joe ha seguido los pasos de su padre, tanto en la profesión como en los temas sobre los que escribe, y aunque a diferencia del autor de ‘It’ no publica libros tan rápido, principalmente porque se enfoca más en novelas gráficas, la temática sobrenatural si está muy presente en su trabajo.

‘Horns’ publicada en el 2010, ha sido hasta ahora su trabajo más representativo, en él se nota de inmediato la influencia de Stephen King y por momentos se podría pensar que es justamente una de sus novelas y no de su hijo, pero Joe Hill también ha formado un estilo propio con el que se puede diferenciar el trabajo de ambos. La sinopsis de esta, su tercer novela es suficiente para atraer la atención de los lectores, es protagonizada por Ig, un joven al que un día le empiezan a crecer cuernos y con ello la gente comienza a reaccionar diferente en su presencia, como si despertara su verdadero rostro por lo que se sienten forzados a decirle la verdad y a obedecer cualquier cosa que Ig les ordene. Con una premisa así se puede ir hacia varias direcciones, una comedia negra o una historia de terror que ya tiene tintes diabólicos, y aunque si tiene elementos de ese tipo, Hill hace algo más interesante con la historia.

Aunque al principio Ig se asusta, eventualmente acepta la misteriosa habilidad que se le ha otorgado para investigar la muerte de su novia, Merrin. Merrin e Ig se conocieron cuando eran niños y se volvieron inseparables, años después, debido a que Ig se mudaría por un tiempo a Londres, Merrin decidió que era una oportunidad para darse un tiempo y vivir realmente separados al menos por una temporada, pero Ig no lo toma de buena forma. La noche en la que Merrin le comenta eso pelean y él la abandona en un bar mientras él se aleja manejando por la carretera hasta que el sueño y el alcohol que tomó durante esa conversación lo hacen detener el auto y quedarse dormido en él. Al  otro día la policía lo intercepta en el aeropuerto y lo arrestan acusándolo de la muerte de Merrin a quien encontraron en el bosque. A lo largo del libro conocemos la infancia y adolescencia de Ig, su hermano Terry y su mejor amigo Lee y los acontecimientos que llevan a la muerte de Merrin y en la que están involucrados todos ellos. También seguimos la búsqueda de Ig del asesino, cuya identidad se revela a la mitad de la novela pero sin perder el suspenso y el ritmo.

En 2014 se estrenó la película basada en esta novela y fue protagonizada por Daniel Radcliffe pero no resultó ser tan interesante como su contraparte impresa, no se logró captar la historia ni retratar adecuadamente a los personajes pero al menos atrajo a más personas a conocer el libro y eso ya es suficiente para considerarla una buena idea.

 

 


También te interesará leer:

Comentarios

comments