Lectura

Tinder y el Fondo de Cultura Económica se unen en campaña para fomentar la lectura

Vimeo
Vimeo

Seguramente en algún momento de su vida han escuchado a alguien hablar de la famosa app para ligar llamada “Tinder”, esta aplicación te permite tener citas con diferentes personas a tu alrededor. Básicamente funciona así: creas tu perfil y pones unas cuantas fotos de ti que te agraden más, después seleccionas el rango en el que deseas que te salgan personas para poder conocerlas, poco a poco te van a ir apareciendo diversas fotos y perfiles, es ahí donde decides rechazar a la persona o darle un “match”, ya después de ahí pueden iniciar una conversación, y si ese prospecto te parece interesante pueden agendar una cita. Esta aplicación ha tenido mucho éxito entre las personas.

Tal fue su éxito que el Fondo de Cultura Económica decidió utilizar esta aplicación como aliada y hacer un experimento social para fomentar la lectura dentro de la cultura mexicana.




Bueno, ¿y cómo fue este experimento? Se preguntarán. FCE se unió a la agencia de publicidad Only If para crear una campaña para personas solteras que andan en busca de su verdadero amor (ay, sí). El plan fue crear diversos perfiles en Tinder que en realidad fueran personajes literarios, obviamente utilizaron fotos de otras personas para que no fuera tan obvio el experimento, poco a poco los personajes contarían un poco acerca de sus vidas privadas pero sin revelar el secreto detrás de esto. Se basaron en cinco personajes para crear estos perfiles: Teódulo de “Antología policiaca”, Leticia de “Los Talleres de la vida”, Carlota de “Noticias del Imperio”, Inmaculada de “Inmaculada o los placeres de la inocencia” y Demetrio de “Los de abajo”

El chiste de todo esto, era lograr que los personajes fueran tan interesantes que las personas del otro lado de la pantalla quisieran saber más acerca de ellos, la única manera de lograr esto era acordando una cita.

Vimeo
Vimeo

El experimento se realizó en diferentes puntos de la Ciudad; se citó a las personas en lugares estratégicos, pero en lugar de encontrar a una persona, encontraron el libro correspondiente a cada personaje con una frase escrita en la portada junto a una rosa blanca.
El Fondo de Cultura comentó:

“La idea era que la gente viviera una experiencia de lectura sui generis, para despertar su interés y así contribuir a elevar el promedio de lectores en México, porque no cabe duda de que para enamorarse de la lectura basta con pasar una noche en compañía de un gran personaje.”

Más ideas de este género son las que necesita México para poder crear una cultura lectora en cada uno de sus habitantes. ¡Felicidades FCE y Only If por estas grandes ideas!

Aquí el vídeo de este genial experimento

También te puede interesar:

Comentarios

comments