Curiosidades

Choferes de Uber cuentan sus historias más impactantes

0010495662

Los choferes de esta conocida empresa han ido revelando poco a poco historias que a su parecer son dignas de ser contadas.

Algunas de estas historias han sido contadas en la red, historias polémicas, interesantes e intrigantes que los choferes de Uber han ido contando poco a poco.

1. El joven “Empresario”

Comenzaremos con la historia de un muchacho, el cual, al finalizar el viaje, le pidió al chofer que entrara a su casa y a cambio le daría 50 mil pesos, este usuario afirmaba ser el “fundador de una importante empresa de videojuegos”. El conductor declinó la propuesta y el usuario a pesar de escuchar un no por respuesta, se rehusó a abandonar el automóvil hasta que el empleado besara su mano.

2. Hetero-flexible

El chofer, José H., contó que, al recoger a una pareja que recién salía de una fiesta, tras dejar a la chica en su casa, el muchacho le pidió al conductor que lo llevara hacia zona rosa en la ciudad. Sorprendido, el chofer siguió la instrucción cuando el muchacho le confesó que únicamente lo hacía con mujeres cuando estaba drogado.




3. Tres es multitud

Otro empleado comentó que durante todo el trayecto, de aproximadamente de 30 minutos, la pareja que con él viajaba no pararon de discutir, el problema comenzó cuando estos querían anexar al conductor a su pelea. Claro que él siempre se mantuvo al margen y no dio pauta alguna para formar parte de la discusión.

4. Ayuda mutua

Un caso muy sonado fue el que tuvo lugar en la Ciudad de México. Víctor, un socio de esta empresa recogió a una usuaria cerca del centro de Coyoacán, al subir al automóvil Víctor le preguntó a la usuaria cómo se encontraba, ella en lugar de dar una respuesta rompió en llanto, después de tranquilizarse un poco le comentó que su mamá se encontraba muy enferma y no sabían exactamente su padecimiento. Poco tiempo después de que este conductor dejara a la joven en su destino, regresó para darle una sorpresa. Estuvo tocando timbres al azar hasta que dio con el de la joven, cuando ella bajó, Víctor le dio frutas y muchas uvas que pasó a comprar al supermercado, él le comentó que esa fue la manera en la que su hermana se había recuperado de un mal hepático. Además de eso, le regresó el monto total del viaje porque dijo que comprendía la situación complicada por la que estaba pasando.

5. Sin decir una sola palabra

Humberto, relata que en una ocasión un usuario subió una muñeca inflable al asiento de copiloto con las manos atadas con cinta adhesiva y los ojos vendados, el usuario le dijo al conductor que el juguete sexual sería su única pasajera, sin hacer más preguntas llevó a la muñeca inflable a su destino, una casa donde un hombre que se le veía nervioso y sin comentar una sola palabra bajo a la muñeca y como si forcejeara con ella entró al domicilio. Humberto terminó el servicio y no quizo saber más de lo que había pasado y creo que fue lo mejor.

 

¿Conoces alguna otra historia que merezca ser contada?

Comentarios

comments