Curiosidades

Hepatitis: primera causa de muerte en el mundo

Imagen: old.nvinoticias.com
Imagen: old.nvinoticias.com

Hace unos días se publicó en la revista médica The Lancet, una publicación británica, que la hepatitis es actualmente la causa principal de muerte en el mundo, superando a otras enfermedades como el SIDA, la tuberculosis y la malaria, según investigaciones realizadas por el Imperial College de Londres en 2013.

Mientras que los casos de malaria y tuberculosis han disminuido desde 1990, las muertes causadas por el virus hepático aumentaron en un 63% en todo el mundo; en aquel año se registraron 890 mil casos, mientras que en 2013 se tuvo cuenta de 1.45 millones, en cuanto a los otros males el Sida registró 1.3 millones muertes; la tuberculosos, 1.4 millones y la malaria 855 mil, según los datos recabados en 183 países.

Existen cinco tipos de hepatitis: A, B, C, D y E, de los cuales B y C son los más peligrosos para el ser humano, ya que durante los 23 años que transcurrieron, esos dos fueron los que provocaron la muerte al 96% de los enfermos de 1990 a 2013. Además, se encontró que la enfermedad es más común en países ricos, mientras que en los países pobres las muertes por hepatitis son menos.

Cada tipo de hepatitis tiene algunas diferencias y con ellas la manera en que llegan al cuerpo, por ejemplo, A y E se encuentran en alimentos contaminados y agua sucia; B, C y D se transmiten por medio de fluidos corporales como saliva y mocos de una persona infectada.

Una vez que el virus está en el cuerpo, el hígado sufre una inflamación y la manera en que lo manifiesta es a través de náuseas, fatiga o color amarillento en la piel, sin embargo, puede que ninguno de estos síntomas aparezca, lo que dificulta su diagnóstico hasta que la enfermedad está en una etapa avanzada.

En la actualidad existen vacunas para evitar la enfermedad tipo A y tipo B, mientras que para las demás existen sólo tratamientos, aunque entre más novedosos son, más alto es su costo. Aunque se puede padecer hepatitis por el virus, también se puede adquirir por el abuso de drogas y alcohol.

Finalmente el estudio exhorta a las autoridades médicas a que doblen esfuerzos para la erradicación y el tratamiento de la enfermedad que está acabando con gran parte de la población, así como hacer cambios en el manejo de recursos para que la medicación contra este mal no sea accesible sólo para las personas que más dinero tienen.

Comentarios

comments