Curiosidades

Los horribles efectos del gas mostaza

mgas

Un compuesto tóxico tan terrible que mundialmente se ha prohibido su uso y producción.

El gas mostaza, que recibe ese nombre por compartir elementos con el aderezo, es un producto químico utilizado en la guerra debido a los efectos que produce en el organismo, se utilizó principalmente en la Primera Guerra Mundial y con menor medida en la Segunda y en la guerra entre Irán e Iraq en los años 80’s.

Gas mostaza usado en la Primera Guerra Mudial
Gas mostaza usado en la Primera Guerra Mudial

 

Aunque se le denomina gas, se produce en forma líquida y hasta se puede encontrar en forma sólida, el primer país en desarrollarlo y producirlo como arma fue Alemania, era lanzado en forma de gas o aerosol a las trincheras enemigas produciendo graves daños a los soldados que entraban en contacto con él, obteniendo así gran ventaja en el campo de batalla, sin embargo fue rápidamente sintetizado también por los ingleses y franceses, con lo que se equilibró la situación. Las razones de que sea tan peligroso es que aún con máscaras de gas puede provocar daños si toca directamente el cuerpo y en forma de gas es espeso y se dispersa con gran dificultad por lo que tiene más oportunidad de causar daño.

Soldado herido con gas mostaza
Soldado herido con gas mostaza

Hay diferentes maneras en las que el gas mostaza puede dañar el organismo, y también depende del estado (sólido, líquido o gaseoso) con el que se tenga contacto. A menor concentración puede provocar diversos síntomas que se manifiestan de 4 a 24 horas posteriores a la exposición, pueden ir de efectos mínimos como resequedad y comezón en la piel, cosquilleo e irritación en la garganta, y también fiebre, nauseas y vómito hasta síntomas de mayor gravedad. Si llega a tocar la piel directamente produce quemaduras químicas a nivel celular o enormes ampollas si entra en contacto con material mucoso del cuerpo. Si en forma gaseosa alcanza los ojos produce enrojecimiento, dificultad para ver e incluso puede provocar ceguera, si es inhalado provoca graves daños a pulmones y a todo el sistema respiratorio, consecuencias que pueden desarrollarse incluso años después de haber tenido contacto.

Aunque se ha probado letal en algunas ocasiones, son muy pocas como para determinar que es mortal, y en esas pocas veces, se ha debido a una gran y prolongada exposición.

 

 


También te interesará leer:

Comentarios

comments