Astrología

10 decretos muy poderosos de abundancia

cornucopia

Hola amigos, el día de hoy no les traigo un hechizo sino un listado de 10 decretos muy poderosos para la abundancia. Recuerden que aquello que decretamos, el Universo se va encargando de que llegue a nuestra vida. Les recomiendo decretar uno cada día, tres veces cuando se levantes y tres veces cuando vayan a descansar; y siempre, terminar agradeciendo al Universo por su ayuda. Ahora sí, pasamos a los decretos:

  1. Todo lo que he soñado toma forma y se manifiesta inmediatamente.
    Con este decreto, llamaremos las energías para que el Universo nos mande aquello que deseamos y necesitamos en este momento.
  2. Con la bendición diaria recibo ingresos en mi día a día.
    Este decreto es para tener un flujo continuo de dinero y que este no se vea entorpecido, es perfecto para quienes se dedican al negocio de ventas.
  3. Mi trabajo me satisface totalmente.
    Este es un decreto muy poderoso, nos sirve para lidiar con el estrés y las energías negativas que puedan haber en nuestro trabajo y que impiden que alcancemos nuestros objetivos en el mismo.
  4. Siempre atraigo lo que necesito para un futuro glorioso.
    Atraigamos un futuro próspero y pleno diciendo este decreto. Con él, las cosas se acomodarán para que podamos tener el futuro que deseamos y merecemos.
  5. Mi trabajo me permite expresar libremente mi creatividad.
    Ideal para trabajos de creativos, es un decreto ideal para llamar a la musa que necesitamos para realizar tu trabajo día con día.
  6. Obtengo un gran ingreso haciendo cosas que me gustan.
    Recordemos que si hacemos las cosas que nos gustan, no será un trabajo más. Este decreto nos ayuda a ver de manera positiva los pequeños percances que podamos tener en nuestro trabajo, recordándonos que estamos haciendo lo que nos gusta, y debemos ser agradecidos por ello.
  7. Siempre estoy contento en el trabajo.
    Evitemos riñas y malos ambientes en el trabajo. Esto, afectará las energías y vibraciones del Universo fluyendo en tu prosperidad, así que siempre haz todo con gusto, y una gran sonrisa.
  8. La riqueza es mi herencia divina.
    Estamos destinados a la prosperidad, por ser parte del Universo en su conjunto.
  9. Yo soy la fuente de la abundancia.
    Recordemos que la mejor fuente de nuestra abundancia somos nosotros mismos. Por eso, debemos prepararnos y trabajar para obtener la abundancia y prosperidad que queremos.
  10. Estoy destinado a vivir una vida de abundancia y prosperidad.
    Como lo mencioné anteriormente, somos parte del Universo en su conjunto, por lo que él nos proveerá de la abundancia que merecemos y necesitamos.

Estos decretos, a mí me gusta mucho decirlos cuando siento que mi flujo económico decae. Nos leemos pronto.

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *