Mascotas

Cómo detectar pulgas y garrapatas en tus mascotas

Imagen: golden-retriever-dog.com
Imagen: golden-retriever-dog.com

Aunque causen molestias similares, es importante saber que pulgas y garrapatas no son lo mismo: las primeras son insectos y las segundas son arácnidos (sí, primas de las arañas); aunque ambas especies se alimentan de sangre, su comportamiento es diferente, porque, mientas las pulgas se manifiestan en plaga, las garrapatas son solitaria y atacan individualmente.

Si tienes una mascota, sobre todo un perro, pon atención a lo que hace, porque puede que sea el hogar de estos poco agradables seres capaces de transmitir enfermedades y que dejan más que una simple roncha.

  • Se rasca mucho tu mascota

Para que una pulga se alimente necesita morder la piel de tu perro, por lo que deja una roncha similar a la de los mosquitos, pero también genera irritación y picazón, pues además, la mordedura hace que la sangre pierda la capacidad de coagulación y así ella pueda beber mejor. Entonces, si ves que tu perro se rasca mucho detrás de las orejas y alrededor de cuello, podría ser que tenga pulgas, ya que esos parásitos tienen por costumbre alojarse en esa parte del cuerpo de tu mascota.

Imagen: petcarerx.com
Imagen: petcarerx.com
  • Piel roja

Hay perros que son alérgicos a la mordedura de las pulgas, por lo que su piel se irrita más de lo normal, a esto se le llama dermatitis alérgica y aparte de tener que lidiar con las pulgas, tiene que aguantar el ardor de esa enfermedad. En situaciones graves, el pelo se cae cuando el perro se rasca muy seguido y tan fuerte.

Las garrapatas escupen anestesia antes de morder, por lo que cuando lo haga tu mascota no sentirá nada, pero seguramente su piel se pondrá roja.

Imagen: petmd.com
Imagen: petmd.com
  • Se pueden ver

Las pulgas son parásitos que se pueden ver a simple vista, si enfocas tu mirada a ciertas zonas del cuerpo de tu perro puede que veas algunas, por ejemplo en la panza, en las axilas o alrededor de los ojos. No te recomiendo que intentes matarlas con las manos porque son muy resistentes y podrías lastimar a tu mascota.

Hay garrapatas que muerden y abandonan el cuerpo de tu mascota, por lo que es complicado encontrarlas, aunque sí son visibles al ojo humano, pero también depende el color del pelo: si es negro, no será tan sencillo encontrarlas.

Imagen: imgur.com
Imagen: imgur.com
  • Dejan rastro

Si acaricias a tu perro y notas que en su pelo hay cositas negras, del tamaño de granos de sal, posiblemente sean heces de pulga. Es un tipo de rastro que indican que tu mascota es un hotel con varios huéspedes.

Imagen: dogsaholic.com
Imagen: dogsaholic.com

Si encuentras estos comportamientos o señales en tu mascota, es hora de ir al veterinario para que te dé las opciones que hay y acabar con esas molestas criaturas que no hacen más que alimentarse. Cuando tu perro regrese limpio y sin pulgas o garrapatas, ahora te toca a ti lavar muy bien todos los lugares en los que acostumbra estar: cama, rincones y juguetes; también báñalo según el tiempo que el veterinario te diga para evitar que la plaga regrese.

Comentarios

comments