Mascotas

Cómo lidiar con la crisis nerviosa de tu perro

perros-compressed

Existen una serie de síntomas que te ayudarán a detectar si tu perro sufre de crisis nerviosas o si es sensible y es que muchas veces podemos confundir ciertos comportamientos con hiperactividad y en esta ocasión no hablaremos del SÍNDROME DE SEPARACIÓN

Es muy importante aprender a leer el lenguaje corporal de nuestras mascotas, es por medio de estas señales que nuestros perros comunican la mayor parte de sus enfermedades o padecimientos, podemos en la mayoría de las ocasiones confundirlos con otro tipo de conductas asociadas a temas un poco menos graves o de menor relevancia, falta de actividad física o incluso llegamos a pensar que ha llegado la etapa del celo.

Y en algunos casos estaremos en lo correcto, muchas conductas de los perros indican que han entrado en celo o que simplemente necesitan gastar energía acumulada, en el caso de estar hacinados, en la casa todo el tiempo o en espacios pequeños. Pero otras tantas se presentan en períodos diversos pero en momentos específicos y aquí es donde hay que poner atención porque es en estos periodos que podremos identificar la causa del problema, en caso de que no se trate de una patología.

descarga

Empecemos por definir el estrés y ansiedad en un animal, el estrés es la carga emocional en los perros, funciona de la misma manera que en los humanos y les impide realizar diversas actividades propias de un perro, ser un buen guardián por ejemplo. La ansiedad en un perro es el sentimiento que lo deja esperando algo más, el regreso de su amo a casa o comer compulsivamente o no concentrarse en una tarea, hay perros que no pueden concentrarse en comer porque ni bien terminan ya quieren jugar. La ansiedad y el estrés por supuesto que van ligados, un perro con estrés es más propenso a sufrir ansiedad y con ello episodios de crisis nerviosas.

Hay razas que definitivamente están más propensas, el caso más conocido es el de los perros chihuahuas, por lo general son las razas medianas a pequeñas quienes se enfrentan a estos padecimientos, aunque un perro un poco más fuerte o de carácter más duro también puede padecer crisis nerviosas si en algún momento fue sometido a grandes episodios de estrés.

Síntomas

Antes que nada hay que recordar que estos episodios llevan a los canes a realizar acciones de cierta forma involuntarias, como morder.

Apartamiento físico: Un perro que sufre estrés huye de las situaciones que lo molestan, esto incluye las caricias. Por ejemplo hay niños que al jugar con las mascotas las tratan como juguetes, les jalan las orejas, etc. Esto puede ser motivo y origen del estrés del canino, un perro estresado por este motivo huirá de los niños pequeños.

captura1

Retiran la mirada

Un perro nervioso volteara la cara al lado contrario de lo que lo está molestando, la comida, algunos objetos, etc. El insistir en que el perro enfrente a sus miedos puede derivar en ataque.

Oler el suelo

Si bien un perro tiende a utilizar mucho su sentido del olfato, un perro ansioso tiende a hacer esto de manera compulsiva.

Temblores

A veces se pueden presentar temblores ante situaciones que sometan al perro a un alto nivel de estrés.

Petrificado 

Un perro sometido a una situación que lo estresa en definitiva no podrá afrontar su problema y es que tengamos en cuenta que su manera de pensar es otra, muchas veces humanizamos a las mascotas y pensamos que siguen cierta lógica y la verdad es que no dejan de ser animales y tienden más al uso de sus instintos, un perro con este tipo de problemas sufre de un bloqueo, lo que no les permite concentrarse y hacer uso de los mismos para librar la situación.

articulo_264

Tratamiento

Si bien aquí siempre recomendamos acudir al especialista, médico veterinario, hay cosas que tú puedes hacer para ayudar a tu mascota, apenas hayas identificado que efectivamente se trate de estrés, ansiedad y por ende episodios de crisis nerviosas.  Y poco a poco ir analizando y listando las cosas o situaciones que ponen a nuestro perro nervioso, por eso se recomienda estar muy atento.

images

Una vez identificado el problema, ya sea cosa, sujeto o situación, retirarla o dejarla de hacer. Pero esto no tendría porqué ser así, a menos claro que se trate de una evidente acción para molestar al perro, entonces una vez retirado el origen del estrés o ansiedad someterlo nuevamente a este, pero de una manera indirecta para que el perro pueda familiarizarse. Por ejemplo, si hemos adoptado a una mascota y detectamos que le tiene pavor a las escobas o palos porque era sometido a maltratos, le inculcamos al animal poco a poco que la escoba es para barrer, y aunque no entienda el concepto  si llegará a entender que ese utensilio no le causará ningún daño, lo mismo con juguetes, etc.

Otra buena manera de despejar al perro es haciendo que se ejercite, esto es ideal para su salud y lo cansará de tal forma que su energía se concentre en otra cosa que evidentemente no sea lo que lo molesta, por ejemplo si lo estresa el agua, sería un error llevarlo a un lugar donde exista gran cantidad de agua.  Lo mismo si le disgusta convivir con otros animales, y en este caso la solución es ir acostumbrando poco a poco a la compañía de otras mascotas, empezando por las más dóciles para evitar que se sienta amenazado.

En fin, hay tantas situaciones a las que un perro le puede temer y que le causan estrés que el mayor recurso con el que cuenta es con tu paciencia, comprensión y mucho amor.


También te podría interesar

 

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *