Mascotas

Cuando “dormir” a tu mascota es la única opción

dogport2

Togo llegó a mi casa cuando cumplió tres meses de edad, era un perro de raza bóxer muy noble que a lo largo de su vida creció con algunas complicaciones, pues como a los 7 años manifestó cáncer, primero con tumores externos en las patas y luego, con el paso de los años, con tumores internos en los testículos; mi hermano y yo lo llevamos al veterinario para que nos ayudara y lo hizo por mucho tiempo.

La primera vez que pensamos en dormir a Togo fue en enero de 2015, pero el veterinario dijo que aún podía tratarse un poco su enfermedad y nosotros aceptamos. Después de 12 meses, con 13 años, Togo se puso muy mal: ya no comía ni bebía agua, sólo estaba acostado en su casa y aullaba por el dolor que el cáncer le causaba. Llamamos de nuevo al veterinario y dijo que esta vez sí era necesario que mi perro descansara. Fue así que decidimos que Togo tenía que dormir ya.

Las mascotas son parte de nuestra familia y pueden estar con nosotros durante muchos años, tanto que podemos estar presentes en su vejez o en alguna enfermedad que ya no la deja levantarse; hay momentos específicos en los que nos preguntaremos si hacerlo dormir para que descanse es la única salida.

Primero, el dormir a tu mascota es una decisión que siempre debes tomar con ayuda de un veterinario que te informé, sólo él sabrá evaluar la situación y te dirá por qué hacerlo o si aún no es el momento; es doloroso, sí, pero debes pensar en lo que es mejor para la calidad de vida de tu mascota.

Por lo general, el veterinario te recomienda hacerlo cuando tu perro o gato ha tenido un accidente muy grave, tanto que ya no se puede hacer nada y si tu mascota sobrevive, tendrá que sufrir dolorosas secuelas o tendrá que pasar por diversas operaciones sin la seguridad de que sanará. En conclusión, cuando tu mascota sufrirá mucho estando vivo, lo mejor es dar ese paso.

También es común sacrificar a tu mascota cuando ya tiene una edad muy avanzada y es muy difícil para ella comer, caminar, beber agua; es decir, cuando no puede hacer una vida normal. Hay que pensar que él tampoco la está pasando bien y es hora de consultar a un profesional en salud canina.

El último punto a considerar para dormir o no a nuestra mascota es cuando está enferma y no existe una cura que lo haga sanar por completo, es decir, cáncer muy avanzado o tumores que vuelven a salir y que son aún más agresivos que las veces anteriores. También piensa que no sólo se tiene que operar, sino que hay que trasladarlo de tu casa al hospital y de regreso, esos trayectos son muy cansados para ella.

Los tres puntos anteriores son señales para que consultes al veterinario, es fácil darse cuenta que nuestro perro o gato (o cualquier otra mascota) está sufriendo, pero lo mejor siempre será estar con un veterinario que nos oriente y nos hable claro.

Imagen: coalaking.com
Imagen: coalaking.com

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *