Mascotas

El lenguaje de los gatos

Imagen: catster.com
Imagen: catster.com

Desde hace casi un año llegó un Guillo a mi vida, es un gato especial porque aun siendo un cachorrito de dos meses, era maltratado por una señora, lo vi y supe que no podía dejarlo ahí. Tres o cuatro meses después llegó una gata con cuatro crías a la azotea de mi casa; sólo una de los cuatro que conformaban su camada, sobrevivió.

Así fue que, después de no querer gatos en mi vida, ahora tengo dos, los más latosos pero cariñosos que he conocido y por tal motivo he tenido que aprender a conocer su lenguaje para conocer bien sus necesidades. Si te encuentras en la misma situación, te recomiendo que observes muy bien lo siguiente:

La cola

Esta parte de su cuerpo dice mucho más de lo que te imaginas, pues tiene diferentes formas, según lo que tu gato o gata sienten en ese momento:

  • Si está erguida hacia arriba y al final forma un gancho, significa que está contento
  • Si está más espongada que de costumbre (encrespada), está nervioso o asustado
  • Si se mete entre las patas traseras quiere decir que está muy asustado
  • Si tu gato mueve la cola de un lado a otro está pensando profundamente, pasa siempre que salen a cazar..

Los ojos

Los ojos es algo que me gusta mucho de los gatos, sobre todo cuando tienen las pupilas muy dilatadas; esto es en señal de que algo lo estimula para jugar. Sus pupilas se harán muy grandes cuando enfrente de él pase una pelota, un juguete o algún animal que quiere cazar.

Los gatos suelen ser desconfiados con las personas y animales que no conocen, así que toma como una muestra de cariño que te vea directamente a los ojos, pues así sabrás que confía en ti o que se siente cómo al estar a tu lado.

La cabeza

La manera en que mueve su cabeza y otras partes de ella como las orejas o la nariz también dicen mucho de lo que tu mascota felina siente o piensa. Puedes fijarte que cuando llega alguien conocido, tu gato se siente y mueve la cabeza de arriba abajo, como diciendo “sí”, este es un saludo y señal de felicidad.

Las orejas pueden hacerse hacia atrás si el gato siente miedo, aunque también lo hacen cuando se sienten valientes al jugar; es aquí que puedes interpretar todo su cuerpo para saber qué emoción es la que tiene en ese instante.

Maullido

Te darás cuenta que tu mascota maúlla de diferentes maneras, aunque al principio es complicado saber qué le sucede, observa cuándo y cómo lo hace para identificar lo que necesita:

  • Si maúlla sólo una vez, es un saludo “común”, como un “hola”
  • Si maúlla en repetidas ocasiones es un saludo más efusivo, está muy contento de verte
  • El maullido que es largo se relaciona con el dolor. Revísalo y llévalo al veterinario si consideras que maúlla de dolor.
  • Cuando maúlla de manera lenta y repetida, puede estar enojado; es muy común en las peleas.

Aromas

Para los gatos, los dueños somos su propiedad, por eso cuando te ven se repegan a ti, como si se estuvieran rascando, sin embargo, lo hacen para dejar impregnado en ti su olor. Ellos cuentan con glándulas que desprenden aromas que los humanos no podemos percibir, la idea es que te dejen su aroma para que ningún otro gato quiera llevarte con él. No lo apartes cuando lo haga contigo porque es una forma en la que tu gato te dice que te reconoce como parte de su grupo.

Esto no sólo lo hacen con los humanos, también lo realizan con los objetos como los sillones, su cama o su transportadora.

Ahora que conoces algunos comportamientos de los felinos, será posible que lo entiendas mejor. Es necesario comprenderlos para saber que no son seres de otro planeta, sólo una especie con lenguaje muy específico.

Comentarios

comments