Mascotas

Roedores domésticos y cómo cuidarlos

Imagen: pexels.com
Imagen: pexels.com

Además de perros y gatos, otra especie que es común tener en casa son los roedores. Muy temidos por algunas personas, también son muy nobles y juguetones. Ahora te cuento un poco sobre seis simpáticos roedores que tienes que animarte a cuidar, sobre todo si deseas un compañerito pero tienes poco espacio y tiempo.

  • Hámsters

Uno de los roedores más comunes que podríamos encontrar en una casa es el hámster. Aunque hay varias especies, todas son domésticas; pero cuidado, son animales muy territoriales por lo que no debes meter a más de dos en una misma jaula (deben ser hembra y macho).

Los puedes alimentar con cereales, una mezcla que contenga trigo, maíz, semillas de girasol y avena es perfecta para ellos, también los puedes alimentar con zanahorias, lechuga y frutas secas.

En cuanto a su casa, entre más grande sea, mejor, pues así podrá ir y venir a su gusto; procura que tenga barrotes de metal en los que pueda escalar (son animales muy activos). Puedes hacerle un nido, pero siempre preferirá hacerlo él mismo, así que esparce en varios puntos de la jaula pedazos de tela, periódico, viruta y algodón.

Por último, compra accesorios que hagan más sana su estancia, como una rueda para correr, escaleras o tubos donde se pueda esconder. Los recipientes en los que coma y tome agua deben ser de porcelana para que no los voltee.

  • Cuyos

El hámster podrá ser el roedor más común en las casas, pero el cuyo es el más inteligente y dócil. Un cuyo llega a pesar entre 700 gramos y un kilo, así que no es tan grande, pero además, es muy dócil: siempre podrás acariciarlo y como es capaz de reconocerte, siempre estará a tu lado y hasta le puedes enseñar trucos.

No pueden vivir en jaulas, pero el espacio que ocupan no es demasiado siempre y cuando tengan aserrín. Puedes comprarlo en la tienda de mascotas o en la maderería, pero si lo compras en la segunda, pregunta si el aserrín pasó por algún proceso que haya involucrado esmaltes o pinturas, pues este puede hacerles daño.

Los cuyos no son quisquillosos para comer pero es importante que les des alimentos verdes como brócoli, apio, espinaca, chicharos, berros y acelga; puedes variarlos cada día. Debes darle en especial estos alimentos porque contienen nutrientes específicos para los cuyos.

  • Hurones

Hace unos 10 años estuvieron de moda entre las personas, todos querían tener un hurón porque es un animalito muy juguetón y sociable; puede simpatizar con humanos y otras especies si se les integra a corta edad.

Son carnívoros, pero no quiere decir que debas darle carne cruda porque puede tener bacterias dañinas, entonces, lo más recomendable es comprar en las tiendas especializadas comida preparada. Algunos días puede comer frutas y verduras.

Lo mejor es que lo dejes andar libre por tu casa, pero por el peligro que esto representa, puedes conseguirle una jaula grande, con un lugar en donde pueda escarbar (es una costumbre que tiene). Si vive en la jaula, déjalo salir dos veces al día durante dos horas para que pueda saciar su gusto por escurrirse por ahí, aunque debes vigilarlo para que no muerda algo que lo haga enfermar o lastimar.

  • Chinchillas

Tranquilas y nada agresivas, las chinchillas que podemos tener en casa son diferentes a las salvajes, que suelen ser todo lo contrario, pero ya que tengas la tuya, debes saber que son muy sociables y apegadas a los humanos cuando ya los reconocen.

Estos roedores son herbívoros, por lo que los puedes alimentar con alfalfa, zanahorias y semillas. El agua debes cambiarla frecuentemente aunque aún tenga en su recipiente.

Son muy sensibles al calor, incluso llegan a morir por esto, así que debes cuidar que su jaula este siempre en lugares frescos. Forma su nido con tela y periódico y ponle en su jaula viruta de madera.

Imagen: chinchillas-von-der-hardt.de
Imagen: chinchillas-von-der-hardt.de
  • Conejos

Pueden vivir en jaulas, pero también solemos verlos libres cuando el espacio lo permite. Si vive en jaula es necesario que lo dejes salir diario un rato para que se pueda estirar, ¿recuerdas la imagen que tenemos de ellos en los que se la pasan saltando? Pues es verdad, tienen que moverse. También debes lavar seguido el lugar donde lo tengas para quitar malos aromas, ya que son animales muy olorosos.

A diferencia de los otros roedores, el conejo no puede comer muchas verduras, es un animal de frutas: manzana, mandarinas, melón, sandía, mangos y pera, pero no todo el día; lo recomendable son de 150 a 250 gramos.

  • Conejillos de indias

Este animalito es utilizado para experimentación médica, por eso se nos hace tan familiar su nombre y la manera en lo decimos, pero también es una gran mascota de compañía. Puedes tenerlo en jaula acorde a su tamaño, en un lugar donde no sufra calor ni frío porque es muy sensible al clima.

Se alimenta principalmente de naranja, mandarina y pimiento morrón (si, el chile) porque contienen la vitamina C que ellos necesitan; también comen alfalfa. Cuida muy bien las cantidades que le das a tu conejillo porque son los roedores que más obesidad padecen.

Como verás, estas seis especies son muy nobles y fáciles de cuidar; no hay dificultades para tener uno y si lo consigues, recuerda llevarlo al veterinario, de preferencia con un experto en estas especies para que te pueda hablar de vacunas, dietas concretas y cuidados específicos. Ya notaste que estos roedores son muy nobles, por lo que estarán muy agradecidos contigo.

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *