Infantil

Cómo distinguir entre un niño hiperactivo y un niño simplemente latoso

FUENTES:
http://www.tdahytu.es/
FUENTES: http://www.tdahytu.es/

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) cuenta con 3 principales síntomas: falta de atención, hiperactividad e impulsividad.

Entre las principales características de este trastorno podemos encontrar que los niños son destructivos, problemáticos,  no son capaces de concentrarse, no son capaces de controlar su comportamiento y son extremadamente activos.

 

Su falta de atención se ve reflejada cuando comenten errores por descuido en trabajos escolares, también suelen no escuchar cuando se les habla directamente y no siguen las instrucciones al organizar tareas o actividades. Acostumbran perder cosas u olvidarlas  y distraerse fácilmente

Son extremadamente activos que no pueden dejar de jugar o moverse incluso cuando están sentados, no pueden estar quietos en un sólo lugar, corren y trepan, tienen dificultad para trabajar en silencio y acostumbra a hablar todo el tiempo o gritar.

Se muestran impulsivos al emitir respuestas antes de terminar de escuchar lo que se les pregunta, tienen problemas para esperar su turno y suele interrumpir a los demás.

El trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) comienza la mayoría de las veces durante la niñez. Sin embargo, se puede continuar con ésta durante  la adultez.

No existen pruebas contundentes acerca del por qué se da el THDA, ya que puede estar vinculado a los genes, factores en el hogar o factores sociales. Los expertos han encontrado que los niños con THDA son diferentes que aquellos niños sin este trastorno en cuanto a la química cerebral se refiere.

No hay que confundirse

Muy frecuentemente se suele confundir estas características con las propias de la infancia, ya que los niños por naturaleza propia son activos y acostumbran a no prestar atención. Sin embargo es importante saber diferenciar las conductas normales de la edad y aquellas que pueden ser correspondientes del TDAH.

Según los criterios marcados por el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, el TDHA se manifiesta:

  • A través de conductas desproporcionadas en comparación con otros niños de su edad.
  • Se presentan desde una edad temprana.
  • Su comportamiento afecta la vida y el aprendizaje escolar del niño, así como el entorno familiar y social.

No obstante, es importante acudir con un profesional de la salud y especializado en el diagnóstico del TDAH, para que se puedan realizar las pruebas correspondientes y el tratamiento a seguir.

Posibles Tratamientos

Existen tratamientos farmacológicos, psicológicos y psicopedagógicos, de ahí el nombre de tratamiento combinado.

Básicamente el tratamiento farmacológico es el método que se utiliza para reducir los síntomas nucleares del TDAH (falta de atención, hiperactividad e impulsividad), y el tratamiento psicológico ayuda fundamentalmente a la mejoría de las funciones y habilidades cognitivas, como el realizar tareas y organizarse.

Educar al paciente y a la familia sobre el trastorno, ayudan a mejorar las habilidades de abordaje de los pacientes, pues su padres e incluso, maestros, pueden ayudar a obtener buenos resultados durante el tratamiento del paciente. Digamos que es un trabajo de equipo que permite al niño sentirse apoyado y comprendido.

www.orienta21.com
www.orienta21.com

También podría interesarte:

 

 

Comentarios

comments

1 Comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Acostumbro cada maana buscar webs para pasar un buen rato leyendo y de esta forma he encontrado vuestro articulo. La verdad me ha gustado el articulo y pienso volver para seguir pasando buenos momentos.
    Saludos