LGBT

Bisexualidad, una preferencia sexual poco entendida

Bi-Main

La bisexualidad existe, no es una “fase” entre la heterosexualidad y la homosexualidad, empecemos por ahí.

¿Cómo explicarlo a quienes no se lo creen?

bisex_01Quizás lo más difícil para una persona bisexual sea convencer a sus amigos y familiares, e incluso a su pareja que son bisexuales. Las estadísticas no mienten, 9 de cada 10 personas NO estarían dispuestas a salir con una persona abiertamente bisexual, ¿sus argumentos? los más comunes es el miedo a que esa persona la termine dejando por otra del sexo opuesto (un hombre deje a su novia por otro hombre y viceversa), otra es porque no creen que tal cosa exista y solo sean “homosexuales reprimidos”, o la más estúpida de todas “—No estoy dispuesto a tener tríos con mi pareja y otra persona de su mismo sexo”, o sí… ese pretexto existe y por muy tonto que parezca todos estos argumentos solo demuestran lo complejo e ignorado que es el tema. A eso sumemos que las personas bisexuales, con tal de encajar en patrones sociales “aceptados”, terminan negando una parte de su preferencia y buscan únicamente relaciones heterosexuales, lo cual está bien, pero si ellos mismos niegan sus preferencias esto conlleva a traumas y problemas personales que a la larga terminarán por explotarnos en la cara.

El espectro sexual humano.

Entendamos  la bisexualidad como la atracción física y sexual hacia los géneros hombre y mujer, la palabra clave es atracción hacia 2 géneros, y estamos acostumbrados a que te debe gustar uno o el otro, pero hablar de que te gusten ambos es algo más polémico, pero aquí va lo interesante del asunto, la sexualidad humana es racional, es decir, no requerimos de un instinto, impulso o una etapa específica para despertar nuestro deseo sexual, entiéndase, podemos tener relaciones sexuales no solo para reproducirnos y con fines recreativos, no requerimos una etapa de celo, como la mayoría de los mamíferos, podemos elegir nuestras parejas y el espectro de nuestra sexualidad no se limita solo a ser Heterosexual u Homosexual, elegir entre blanco o negro, sino que resulta ser toda una escala de grises intermedios y si contáramos cada tono seguro serían más que 50 sombras de gris (mal chiste intencional).

Todos somos, en mayor o menor medida BISEXUALES

Lo que se ha demostrado es que todos los seres humanos tenemos una atracción en mayor o menor medida hacia ambos géneros, si eres hombre seguro has podido definir que algún amigo o compañero de trabajo tiene buen cuerpo, es guapo o su forma de ser y hablar de cierta manera te atrae, quizás también hayas tenido algún sueño homoerótico, esto es completamente natural, esto no significa que por ello no te gustan las mujeres o que de la noche a la mañana estarás yendo a bares gay a ligarte personas de tu mismo género… no, sentir es atracción por otro hombre no es malo, deja de sentirte culpable por ello, y viceversa chicas.

Sé honesto contigo mismo y niégame, siendo abiertamente heterosexual u homosexual, que ¿no has sentido alguna de estas cosas?. Nuestra sociedad no ha hecho creer que la bisexualidad solo es una etapa de transición o indecisión, este pensamiento es similar a creer que los hombres homosexuales son todos afeminados o que las mujeres lesbianas son todas unas “machorras”, Falso.

La bisexualidad no es una etapa, ni un defecto.

Tampoco confundirlo con la promiscuidad, que sea bisexual no significa que le tire a todo lo que se mueva hombre, mujer o quimera, no son más ni menos promiscuos que una persona hetero u homosexual, las personas deciden si buscan una estabilidad con una pareja o si irán de cama en cama disfrutando de la vida, sea bisexual o no.

Es difícil para una persona bisexual declararse abiertamente como tal, incluso más que una persona homosexual, y si tienen una pareja heterosexual, más difícil aún, porque el temor constante de ser abandonados por su pareja por su preferencia o que esta sienta la amenaza de ser botado es constante. Lo mejor es siempre ser honestos, si una persona tiene un vínculo afectivo real, las preferencias sexuales pasarán de largo, y quién te quiera lo hará así te prendan los hombres que las mujeres.

Si tu pareja en algún momento te sorprende con la noticia de que es bisexual, lo peor que puedes hacer es espantarte, al contrario, es de agradecer que tu pareja tuvo la confianza de abrirse ante ti, ten comprensión, platícalo con el/ella, y quítate todas las dudas, pero más importante quítate todos los prejuicios y temores encima.

La bisexualidad es fácil de entender, una persona al final decidirá que relación es la que mejor le conviene, atrae o con cual se siente más cómodo, esta preferencia sexual es real y no dejemos que la información mal intencionada nos diga lo contrario, ante todo comprensión.

No hay nada que temer en admitir lo que somos y lo que nos gusta. Esa es la clave para entender la sexualidad misma. Sin prejuicios.

Comentarios

comments

1 Comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *