Cine

El Libro de la Selva, otro clásico que Disney adapta a versión Live Action

jungle

El libro de la selva se ha mantenido como la película más taquillera por segunda semana consecutiva, desbancando a “El Cazador y la Reina de hielo”, esto debido a las buenas críticas y al interés del público de saber si la adaptación de Favreau está a la altura de ese clásico de Disney que muchos aman.

Resultaría difícil pensar que una película que es un clásico de Disney podría tener éxito al ser adaptada al live action, pero si algo nos han enseñado Alice in Wonderland, Maleficent, y Cinderella es que el público quiere que los clásicos sean adaptados a las nuevas generaciones, y nosotros queremos ver como sería si alguien en verdad viviera, o lo más cercano a la realidad, esas aventuras, alguien de carne y hueso y no un dibujo animado.  Es por eso que El libro de la selva (o The Jungle Book) ha arrasado en taquilla y se convirtió en una de las películas más esperadas del año y que, no ha defraudado.

Si bien, en esencia no nos propone una nueva historia, pues creo que la mayoría ya la conocemos: Mowgli es un niño que es adoptado por una familia de lobos, donde crece felizmente hasta que llega Shere Khan, un tigre que ha sido maltratado por los seres humanos; razón por la cuál, los odia y ha declarado que acabará con todo ser humano en la selva. Ante esto, Mowgli debe abandonar su hogar para juntarse con su especie, acompañado de su fiel amigo Bagheera, una pantera, y el oso Baloo, enfrentando los peligros de la selva. Pero, es aquí donde viene, lo que yo considero, el gran logro de Favreau con esta adaptación: los efectos especiales y el guión.

¿Por qué? Básicamente porque es lo que hace que el espectador quede asombrado y logre internarse de nuevo en una historia ya conocida. El guión, a pesar de que obviamente es una adaptación distinta del libro, ha logrado mantener la esencia que tenía el guión de la película animada. Mantuvo esa interacción natural entre Mowgli, Bagheera y Baloo, sin darle todo el protagonismo a Baloo que tuvo en la versión animada, creo que aquí es mucho más justo el reparto de peso entre el papel principal (Mowgli) y los secundarios (Bagheera y Baloo). Además de que el guiño a la canción “Busca lo más vital”, o el Hakuna Matata de la generación de nuestros padres, fue un total acierto por parte de Favreau; aunque, algo que hace este guión, o que quizás sucedió por el conocimiento que he adquirido sobre la vida animal, ya no me ha hecho odiar a Shere Khan, si no a comprender el porque de su odio hacia el ser humano. También, la interacción con Kaa y el Rey Louie es bastante buena y acertada.

Y aunque, seguimos sin poder crear animales que se vean 100% realistas al momento de mezclar personas reales con animales, creo que los efectos especiales y las animaciones de todos los animales es impresionante, pues no son animaciones acartonadas, pues los animales están dotados de muchas expresiones que no se ven acartonadas o computarizadas, ayudando muchísimo al guión en ese aspecto. Además los escenarios son muy hermosos y llamativos visualmente.

A pesar de todo esto, considero que la película es buena y que si deseas pasar un muy buen rato en el cine vayas a verla. Si se convertirá en un clásico, al igual que su predecesora, sólo el tiempo lo dirá.

Comentarios

comments