Cine

Mi amigo el dragón, el nuevo remake de Disney

dt-common-streams-streamserver

Una película con personajes entrañables que los niños van a disfrutar.

Al pensar en los clásicos de Disney, vienen a la mente varias películas, ‘Mi amigo el dragón’ de 1977 no es una de ellas, aún así es una película que ha llegado a muchas generaciones y que en nuestros días es conocida por uno que otro millennial que al menos recuerda vagamente al dragón animado. La historia era simple, Pete, un niño huérfano sufre con su familia adoptiva y huye de casa con ayuda de Elliot, su amigo dragón,   ambos llegan a un pueblo en el que Pete se encuentra con una mujer que lo ayuda y le ofrece quedarse. Cuando todo parece ir bien llegan los padres adoptivos de Pete y junto con un hombre del pueblo persiguen a Pete y Elliot… no hace falta decir que siendo una película de Disney, tiene un final feliz y emotivo.

Esta iniciativa, casi obsesión que Disney ha tenido los últimos años de realizar remakes live action de sus clásicos animados ha ido desde ‘Alicia en el País de las Maravillas’, con la que comenzó esta tendencia, ha pasado por ‘Cenicienta’ y  ‘El libro de la selva’, y continuará al menos por unos años más con ‘La bella y la bestia’ y una de las que causan más intriga, ‘Dumbo’. Y aunque no es precisamente el caso con ‘Mi amigo el dragón’ ya que la película original era practicamente toda en live action, Elliot era una animación en 2D y finalmente es un remake.

Esta nueva versión modifica la historia de la original, inicia con una familia sufriendo un accidente automovilístico a la orilla de un gran bosque, Pete, un niño de 5 años sobrevive y termina caminando solo en el bosque donde conoce a un enorme dragón verde con quien formará una estrecha amistad y al que llamará Elliot. Durante varios años viven juntos en el bosque, sobreviviendo de la naturaleza y haciéndose mutua compañía hasta que un día, debido a la tala de una parte el bosque, Pete es encontrado por algunos habitantes de un pueblo cercano y separado de su peculiar hogar, lo que provoca que el dragón vaya en su búsqueda y su existencia salga a la luz.

La historia es bastante sencilla  y aunque los conflictos parecen surgir de una manera un poco forzada, en general es entretenida, los niños que es a quienes está dirigida la película la van a pasar bien y los adultos no la pasarán mal, la hora y media que dura se pasa bastante rápido. Tampoco se convertirá en un clásico de Disney, podría ser una película que en algunos años será muy poco recordada pero cumple su propósito de entretener. Hay que mencionar el notable nivel de la animación de Elliot, el diseño podrá incomodar a los puristas por tratarse de un dragón con pelo en lugar de escamas o piel de reptil pero no deja de ser sorprendente. Además la interacción con los actores y con los escenarios en general es sobresaliente, y aunque por algunos momentos si resalta demasiado el uso de CGI, en general este es bastante bueno.

Mi amigo el dragón es dirigida por David Lowery, con las actuaciones de Oakes Fegley, Bryce Dallas Howars, Karl Urban, Robert Redford y Wes Bentley.

 

 


También te interesará leer:

Comentarios

comments