Tendencias

¿De verdad perdimos La Condesa?

Foto: Tanya Guerrero 02032013
Foto: Tanya Guerrero 02032013

Hoy en la columna de opinión de “El Universal” el escritor y periodista Héctor de Mauleón lanza una acusación al desempeño de las autoridades de cara a la seguridad en la Colonia Condesa. Titula su columna Perdieron la Condesa 

Todo empieza con un tuit de un vecino de la colonia que denuncia una balacera en la calle de Pachuca, Mauleón iba saliendo de visitar a su amigo el también escritor Rafael Pérez Gay, la visita se dio porque un día antes Pérez Gay había publicado un artículo en “Milenio en donde narraba el desencuentro con un vecino escandaloso. En el escrito se deja entrever que el sujeto al que enfrento “cuarentón blanco, urbano fuerte” estaba drogado, el reclamo vino por padecer 30 horas de música punchis-punchis y terminó en una seria amenaza al escritor, un levanton a él y a toda su familia.

Al día siguiente en platica de vecinos Pérez Gay se informa que el domicilio de su vecino escandaloso es conocido por tener una dinámica nocturna de “entrada y salida de paquetes” y “mensajeros”, es decir toda una escena típica de un bunker mafioso. El relato acaba en un intercambio de miradas con el vecino.

Volviendo al tuit del vecino, Héctor de Mauleón decide ir a ver que ocurrió en la calle de Pachuca, no estaba muy lejos. La cuenta @UCS_CDMX Unidad de Contacto del Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, dice que la unidad de apoyo identificada como la DF722C1 ya estaba en el lugar y que no había balacera alguna.

Héctor de Mauleón tarda poco en enterarse de lo ocurrido, una vecina salia de un banco en la calle Durando fue perseguida por dos motociclistas, al resistirse al asalto un malandrín la arrastra a la banqueta y lanza un tiro al aire. La unidad DF722C1 ni sus luces.

Ya Héctor de Mauleón había hecho una crónica similar en “El Universal” en Julio de 2013 publico la crónica titulada Condesa: La Colonia que Perdimos  narra como fue su salida de la colonia después de años de ver su lenta transformación y decadencia. En respuesta a esa crónica María Amparo Casar respondió en otra columna que titulo Polanco: Espejo de la Condesa a manera de denuncia preventiva.

Lo cierto es que más allá de la denuncia sigue estando ese dejo de exclusividad del que muy pocos gozan, y del que muy pocos tienen voz. Situaciones vividas como las que vivió Pérez gay hay muchas. No se minimiza la denuncia pero si se hace la reflexión, qué voz tienen los habitantes de las colonias marginadas, de la periferia de Santa Fe por ejemplo, del oriente de la ciudad, del centro, etc.

Existe un reclamo pero es especifico, hay que ser justos y en honor a la verdad decir lo que es. El crecimiento natural de la urbe va más allá del descontrol en la seguridad; y sí, ocurre ocurre en todas partes en menor o mayor medida, no nada más en la condesa.

Podemos echarle la culpa a una serie de intereses y  a los gobernantes electos, pero no hay que dejar de lado que muchas de estas colonias hoy de alcurnia eran colonias populares y no tuvieron sino la fortuna de erguirse en buen momento.

A los vecinos de estas colonias me pregunto si se les quitara el dolor de cabeza al ver el valor de su propiedad.


También podría interesarte

Lady Coralina

Día Mundial Sin Auto

#LordInfluencias

Comentarios

comments