Tendencias

Los Claudios, el túnel y Cuajimalpa

los-claudios

Después del desalojo del edificio supuestamente ocupado por la Asamblea de Barrios en la colonia Hipódromo Condesa, se confirma que quienes operaban ahí eran “Los Claudios”.

Después de que el edificio ubicado en Benjamín Hill 261 y Atlata fuera demolido el pasado viernes, se han encontrado más pruebas que afirman que quienes ocupaban dicho edificio no era la Asamblea de Barrios, y más bien, era ocupado por el grupo de choque “Los Claudios”. Dentro de las evidencias, se encontraron documentos impresos y hojas membretadas pertenecientes a supuestos funcionarios de Vía Pública de la delegación Cuajimalpa. Ellos eran controlados por Los Claudios, cuyo líder esta vinculado a proceso por secuestro, y perteneció al equipo de trabajo de Adrián Rubalcava cuando era Jefe Delegacional de Cuajimalpa.




Este grupo de choque se vio involucrado en una trifulca en Cuajimalpa entre seguidores del PRI y el PRD que dejó 17 heridos. Esto fue precisado por la Procuraduría capitalina al identificar a uno de los líderes de Los Claudios, Héctor Mauricio González González, como uno de los sujetos que encabezó al grupo de priistas que estaba en el enfrentamiento. Héctor fue funcionario de la Dirección de Protección Civíl de Cuajimalpa durante la administración de Adrián Rubalcava.

Dentro de los documentos encontrados en el inmueble había  padrones de vendedores ambulantes, archivos de la Unidad Departamental de Mercados y Vía Pública; en dichos documentos se detalla quienes podían comerciar sus productos en las calles y en los mercados, así como personas autorizadas para vender dulces, fruta, papas y chicharrones, mariscos y pescados, lentes, postres, elotes, pan, bisutería y demás artículos. Además, también se encuentra en que dirección se instalan, si van al corriente con su cuota o si no. Los encargados de cobrar las cuotas que van de 100 a 500 pesos semanales, con Los Claudios.

En el túnel se encontraron con tres bóvedas de cinco metros cuadrados y un metro de altura, conectado a una casa aledaña. Varios vecinos de la Condesa habían hecho denuncias, ya que en dicho edificio se llevaba a cabo el delito de narcomenudeo, se escondían asaltantes e incluso se habían adueñado de la vía pública. Antes de su demolición, Héctor Mauricio Gozález dijo que tenía un amparo para evitar la demolición del edificio, sin embargo el edificio fue demolido.




También te puede interesar:

 

 

Comentarios

comments