Tendencias

Muere bebita en guardería SEDESOL en Puebla, posible negligencia

FotorCreatedtend_mini

El personal de la guardería asegura que se ahogó mientras dormía

La pequeña de 19 meses de edad, Renata “N” falleció durante su siesta en la guardería “Roberto Owen” en la colonia Alseseca de la red de estancias infantiles de la Secretaría de desarrollo social (Sedesol). Los paramédicos de la Cruz Roja declararon la muerte. La bebé presuntamente broncoaspiró mientras dormía, sin embargo las autoridades correspondientes están investigando para determinar si verdaderamente se trató de una muerte natural o de negligencia.

De acuerdo al testimonio de las asistentes de la guardería, Renata había pasado los últimos 2 días con problemas de congestión nasal y fue esto lo que provocó que broncoaspirara. Sin embargo, los padres de la infante solicitaron a las autoridades correspondientes llevar a cabo una investigación pues aseguran que Renata estaba sana y sospechan la cabida de negligencia por parte de la guardería a cargo de Ana Laura Méndez Popoca. Además la pequeña sufrió múltiples fracturas en las costillas debido a una mala praxis de reanimación cardiopulmonar por parte de una de las empleadas.

Se reportó que al rededor de las 15:20 horas, las responsables de la guardería alertaron a los servicios de emergencia para que ayudaran a una bebé en estado de gravedad en el número 2422 de la calle 39 Oriente. Elementos de Protección Civil y paramédicos acudieron a la guardería para atender a la pequeña y corroboraron que no mostraba signos vitales, reportaron también que Renata llevaba por lo menos 40 minutos fallecida cuando se declaró el deceso.

La Sedesol establece como requisito para las estancias afiliadas que debe haber una asistente de área por cada ocho menores y, por seguridad, no se deben atender a más de 60 niños en cada estancia infantil. Sedesol otorga becas de 900 pesos mensuales por cada menor que reciben las guarderías y para obtener la afiliación a la red reciben hasta 70 mil pesos para el equipamiento de las instalaciones.

Según fuentes extraoficiales, los niños duermen dos horas entre las 13:00 y las 15:00 horas, fue al rededor de las 14:20 horas que se percataron de que Renata no respondía. La Agencia Estatal de Investigación no encontró a primera vista huellas de violencia y la estancia cuenta con todos los documentos correspondientes de seguridad requerida para operar.

 

 

 

Comentarios

comments