Tendencias

Murió el 80% de los animales que liberaron de los circos

050214fc67f7d93med

De los más de mil ejemplares, menos de 300 permanecen con vida.

La iniciativa que hace un par de años tomó fuerza y el año pasado entró en vigor de prohibir los circos con animales fue un noble esfuerzo para evitar el sufrimiento de miles de criaturas que eran muchas veces torturadas para entretener al público circense.

Lamentablemente de los 1,298 animales que fueron liberados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la mayoría no tuvo un destino agradable. Pudo haber sido la falta de planificación a la hora de reubicarlos ya que algunos fueron víctimas de traficantes de especies y terminaron muertos para ser despojados de sus pieles, otros tantos siguen siendo propiedad de los circos a pesar de no seguir siendo parte del espectáculo, y algunos más que corrieron con mejor suerte llegaron a manos de coleccionistas privados, de zoológicos o santuarios donde a pesar de contar con mejores cuidados se ha reportado que debido a que ya llegaron deprimidos y enfermos muchos de ellos perdieron la vida al poco tiempo.

La falta de lugares adecuados para la atención y el alojamiento apropiado de tantos animales fue la razón de que hayan sido vendidos y en muchos de los casos por un precio muy barato y al alcance de personas que no tenían la intención de cuidarlos.

Que exista una ley que prohíba utilizar animales en cualquier tipo de espectáculo no solo es algo bueno, es algo que debió de existir desde hace mucho tiempo, es una lástima que los que ya se encontraban en poder de los circos hayan tenido que sufrir y morir pero al menos queda el consuelo de que gracias a que ya existe esta ley otros animales no sufrirán la misma desgracia.



//

Comentarios

comments