Tendencias

Nueva alianza y el bodypaint de las edecanes, ¿era necesario?

body_paint_panal_1_460x290

La respuesta es NO, tan no lo era que en la página oficial del partido no hay registro de este hecho; tan irrelevante y absolutamente carente de sentido como la misma asamblea constituyente de la Ciudad de México.

Vamos a analizarlo: en el cierre de campaña de Gabriel Quadri como  aspirante a integrar la Asamblea Constituyente, el ex candidato presidencial, acompañado  del presidente de su partido, Luis Castro estuvieron presentando sus discursos y animando a la concurrencia con edecanes que en lugar de ropa llevaban los torsos cubiertos con pintura turquesa y blanca (con el logo del partido), dejando transparentar sus senos, como si esto no fuera lo suficientemente fuera de lugar en una campaña de esta naturaleza, a lo largo de esta, fuimos testigos de otros desatinos, como la pancarta en la que mostraban a una mujer quitándose el sostén con la leyenda “libérate”.

¿Y qué nos dice esto como ciudadanos?

Que los partidos están volcados en conseguir nuestra atención, a costa de lo que sea, ya que la asamblea constituyente, lejos de ser un parteaguas en una sociedad madura que decidirá qué rumbo deberá tomar en el pacto de la federación y cuales deberían ser los derechos y garantías de máxima consagración; no nos ha interesado. Hemos perdido la fe en que esto servirá para algo, que mejorará nuestra cotidianidad o restablecerá el muy quebrantado “estado de derecho”. Todo lo contrario, nos parece que acarrea despilfarro innecesario de nuestros impuestos, contaminación visual, auditiva y disputas por el poder en reducidos sectores.

Más allá de los tintes moralistas con los que las redes sociales tacharon esta campaña de “sexista”, a mi me parece desesperada, sin comentar lo inapropiado del caso, me lleva a preguntarme: ¿nos hemos vuelto inmunes a ciertos temas políticos?, de ser así, las fórmulas y plataformas políticas tradicionales están agotadas; entonces, cabe la posibilidad de preguntarnos si las redes sociales son un termómetro del ánimo ciudadano, ¿será rentable para los políticos volverlas cada vez más incendiarias?, reitero mi “No”, campaña como esta pese a levantar los ánimos en un #TT no cumplen el objetivo y espero como ciudadana que jamás lo hagan, de lo contrario, habremos brindado poder a la alternativa del escándalo.

Comentarios

comments