Guru del Sexo

La culpa es el peor enemigo del placer. Guía para no sentir culpa al disfrutar tu sexualidad

Sexo

Realmente no hay razón para sentir culpa tratándose de una vida sexual adecuada y segura.

A muchas personas les llega un sentimiento de culpabilidad luego de haber tenido algún tipo de encuentro sexual y las razones para ellos son varias, para empezar, en nuestra sociedad hay diferentes puntos de vista hacia la sexualidad dependiendo de si se trata de hombres o de mujeres, por lo que para las ellas la culpa puede llegar por tener una vida sexual más activa de lo que comúnmente se espera de una mujer, o por iniciarla a una edad muy temprana, para los hombres puede ser por no lograr satisfacer a su pareja y para ambos, dependiendo del caso de cada quien, la culpa puede llegar por la manera en que se les inculcó la sexualidad, los estereotipos sociales o hasta la religión.

Todas las razones que podrían hacerte sentir culpable no son justificadas siempre y cuando tengas una vida sexual correcta y que vaya acorde con tus deseos, para la culpa que llega por la mañana luego de darte cuenta que la persona con la que estuviste la noche anterior no se ve tan bien como creías o aquella que pudieras tener al engañar a tu pareja son otro tema, pero para todo lo demás, hay algunas cosas que deberías considerar.

  • Perder la virginidad. Algunas personas, hombres y mujeres, sienten culpa luego de iniciar su vida sexual, tal vez por hacerlo muy temprano o con la persona equivocada. Para determinar una edad adecuada hay muchas cosas que tomar en cuenta, por lo que lo mejor es simplemente estar consciente de lo que se está haciendo y, si es tan importante para ti, tener la completa certeza de que la persona con la que lo quieres hacer es la correcta.
  • Número de parejas sexuales. Este punto aplica diferente para hombres que para mujeres, mientras que un hombre con muchas parejas sexuales no es mal visto, si lo es cuando se trata de una mujer. Pero cada persona, sin importar su género es libre de disfrutar plenamente de su sexualidad siempre y cuando lo haga de manera segura, ya que tampoco es muy aconsejable exagerar en este ámbito por aquello del riesgo de una enfermedad.
  • Tabús. En muchos casos las personas se sienten mal explorando cualquier aspecto de su sexualidad por la manera en que fueron educados, y ven el sexo como algo prohibido, sobre todo el premarital, pero el sexo hasta después del matrimonio no debe considerarse una regla sino una decisión, por lo que no hay razón para sentir culpa, además de que la sexualidad es una parte importante en una relación, estén o no casados.
  • Sexo sin protección. Posiblemente esta es la causa que más culpa genera dentro de la sexualidad, el riesgo de adquirir una enfermedad de transmisión sexual o de un embarazo provocan que nos sintamos mal luego del buen rato que pasamos. La única solución para esto es siempre utilizar algún método de protección, fuera de eso hay medidas posteriores para ciertos casos pero en otros, solo queda esperar lo mejor.
  • Masturbación. A muchas personas se les enseña que esta práctica es algo malo y prohibido, y sobre todo en las mujeres se trata de un tema más delicado. La realidad es otra, la masturbación no solo es saludable en cierta medida, sino que sirve para que hombres y mujeres conozcan su cuerpo y exploren su sexualidad para así incluso llevar una mejor vida sexual con su pareja.

 

 


También te interesará leer:

Comentarios

comments