Guru del Sexo

Las zonas erógenas más sexies del hombre

erogenas-hombre_Main


Para nadie es nuevo que los hombres suelen ser muy visuales: cuando tienen a la persona deseada es común pensar que la tienen enfrente y le quitan la ropa hasta que… bueno, el punto es que además de la vista, los hombres por lo general tienen ciertas zonas erógenas que los vuelven locos; claro que estas varían pues cada persona es diferente, pero por lo general hay unas que son comunes en ellos.

Toma nota de las zonas que debes estimular cuando estés con un él. Si eres varón seguro intuirás cuáles son y no te será tan difícil identificarlas; si eres una chica, atenta a la clase de hoy.

1.- El labio inferior

Una de las cosas que los hombres aman es un beso apasionado de su pareja y que también le muerdan tiernamente el labio inferior. Si hay un encuentro entre tu lengua y esta parte harán click rápidamente y de ahí saldrán muchos juegos más.

 2.- Cuello

Por increíble que pueda parecer muchos hombres se derriten si les estimulas el cuello, puedes aprovechar el juego previo y entre besos lamer el cuello de él o incluso ligeros mordiscos, esto hará que empiece a calentarse las cosas y para él será muy placentero.

3.- Brazos

Los brazos tienen una carga simbólica importante porque se les relaciona con la fuerza, si alabas los grandes brazos que tiene tu ligue y además los abrazas, besas, pides que los flexione y los admiras, harás que el ego y otras partes de su cuerpo crezcan.

4.- Piernas

Al igual que los brazos poseen cierta carga simbólica en cuanto a la fuerza de un hombre, si ya estás en pleno sexo oral, acaricia sus piernas y como tip lame la parte interna de las mismas, la zona que conecta la ingle y las piernas posee muchas terminaciones nerviosas y pocas veces es estimulada porque será una zona que lo extasiará al instante si la estimulas correctamente.

5.-Testículos

Obviamente también hablamos del escroto. Ésta es una parte del cuerpo masculino muy sensible a cualquier contacto, por lo que, si los acaricias, la excitación será muy alta; pero cuidado, si se te pasa la mano y los muerdes fuerte, los golpeas o aplastas, la calentura que alcanzamos se bajará en menos de un segundo.

6.-Nalgas

Hay una diferencia en la manera en la que percibimos unas nalgas de hombre a las de la mujer, la manera en que cada sexo las ve es importante a la hora de las relaciones sexuales; es por eso que a los hombres les gusta que les agarren fuertemente, que las muerdan, que las rasguñen, incluso algunas nalgadas.

7.- El perineo

Quizá te preguntes: “—¡¿Qué es eso?!” No te culpo, al principio nadie tiene idea de qué es el perineo, pero si te dicen “el nies” puede que lo ubiques mejor (la explicación del porqué lo llaman así es algo vulgar que…, mejor te la dejo de tarea). El perineo, es la zona que se encuentra entre los testículos y el final de las nalgas. Si jugueteas con esta parte de su cuerpo, la besas, lames y la masajeas verás que alcanza una erección de campeón. Intenta hacerlo por iniciativa porque a muchos hombres, por ideas algo machistas, les da pena confesar que esa es una de sus zonas erógenas e incluso harán lo imposible por que no los toques ahí, pero seguro que si lo haces bien será una zona favorita.

8.- La próstata

Seguro has oído hablar del estímulo prostático, y a la vez muchos hombres no están dispuestos siquiera a hablar del tema y es que para masajear la próstata se requiere entrar por el recto anal, así es, basta con que un dedo entre y estimule la próstata a través de las pared del recto (se sentirá como una pequeña “bolita”) tan tierno o tan rudo como lo vean necesario. No necesitas un juguete especializado, ni siquiera ir tan profundo, con un dedo es más que suficiente, la próstata se encuentra entre 1 y 2 cm dentro y claro un poco de ayuda de lubricante servirá a que no sea tan molesto para él. Los beneficios: la próstata es la encargada de producir el semen y arrojarlo por la uretra, una buena estimulación puede traer una eyaculación intensa y abundante y también un orgasmo sin igual, como ves bien estimulada podría dejarlo a él en el éxtasis total sin embargo muchos hombres no estarían dispuestos a una estimulación prostática, principalmente hombres heterosexuales por una estúpida idea que eso los convertirá en homosexuales. Pero además al tener contacto con el recto puede convertirse en una experiencia desagradable si no hay buena higiene y por eso muchas personas hombre y mujeres tampoco quieren intentarlo… por lo que la confianza con la pareja y hasta la curiosidad debe imperar y en caso de animarse seguro lograrán una experiencia increíble.

9.- El ano

Y bueno, si aún así no está dispuesto a que le metan nada por ahí, el ano es otra opción, posee muchas terminales nerviosas y no necesita más que una estimulación o masajeo sencillo con la yema de los dedos para encender sensaciones placenteras, toma la iniciativa y atrévete a estimularlo, lo importante es: Quítense los prejuicios: este placer nada tiene que ver con la orientación sexual.

10.- El pene

Es, tal vez, la zona más sensible de su cuerpo, tanto que a veces pensamos que es la única y cometemos el error de privilegiar el placer basándonos en lo que siente el pene. Pero ninguno niega que cuando lo tratan con cariño, se siente bien, por lo que puedes acariciarlo hasta que alcance una gran erección. Bésalo, lámelo, mastúrbalo y si al hombre en cuestión le gusta que lo trates con rudeza, puedes hacerlo, sólo no te vayas a pasar. Dentro de esta zona erógena también están el frenillo y la cabecita.

Como lo mencioné anteriormente, cada hombre tiene sus zonas erógenas personales, algunas especiales y unas más gustadas que otras, aunque hay algunas en común como las que ya describí, explóralas y descubre qué le agrada a tu pareja, de esta manera la experiencia sexual será más placentera y llena de confianza.

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *