Guru del Sexo

Siete cosas que pueden apagar a tu pareja durante el sexo

sex-love-life-2013-08-09-unhappy-couple-in-bed-main

Nunca hagas alguna de estas cosas durante el sexo, casi siempre terminan mal.

Tal vez hayas cometido alguno de estos errores alguna vez en tu vida, pero nunca es tarde para aprender y si no, simepre es buen momento para aprender estas cosas que no debes hacer.

-Comparar: Ponerte a comparar a tus anteriores parejas en pleno acto sexual es la mayor de las desmotivaciones para cualquier persona, escuchar como alguien hacía algo mejor o simplemente diferente no ayuda a mejorar las cosas. Tal vez mencionar que tu actual pareja es mejor a la mitad del sexo no tenga el mismo efecto negativo pero a algunos quizás no les guste pensar en los ex novios y ex novias de su actual pareja sin importar el contexto.

-Concentrarse en las zonas de siempre: Ya hemos hablado en otra ocasión de las zonas erógenas de hombres y mujeres más allá de las de costumbre, porque enfocarse en las de siempre que aunque por lo general son las más efectivas provoca que el sexo se vuelva predecible y monótono.

-Tomar el tiempo: A nadie le gusta que lo presionen, ni por llegar muy pronto al orgasmo ni por tardarse mucho en alcanzarlo, ambos son situaciones problemáticas que tienen causas físicas o psicológicas y que tienen solución pero no sirve de nada estar contando los minutos o viendo el reloj a cada rato a la mitad de las relaciones sexuales.

-Hablar: Decir las palabras adecuadas es de hecho una de las actividades que puedes realizar durante el sexo y que más va a prender a tu pareja, pero hay que saber qué decir, comentar sobre lo bien que se ve o lo bien que se siente es correcto, pero preguntarle qué va a haber de comer al día siguiente o cómo estuvo su día no es tan adecuado, son cosas que hay que guardar para otro momento.

-Una rutina: Tener un día, una hora y hasta un lugar predeterminados para el sexo y que durante las relaciones se haga siempre lo mismo y que ambos sepan lo que van a hacer antes de hacerlo puede provocar que alguno se aburra eventualmente incluso durante las relaciones.

-Simpleza: El sexo debe ser más que ir a buscar el orgasmo, por eso si te dedicas exclusivamente a encontrar tu placer, es posible que tu pareja pierda el deseo ante tu egoísmo y falta de pasión y creatividad.

-Hacer lo que no le gusta: A la hora de tener relaciones hay cosas que a algunos les gusta y a otros no, el ritmo, los movimientos, las posiciones y todo lo que conlleva tiene un estilo que una pareja ha determinado por los gustos y disgustos de cada uno. Hacer algo que a ti te gusta pero a tu pareja no puede provocar más allá de un reclamo la molestia y la pérdida de ganas de tu pareja.

 

También podría interesarte

Los peores errores sexuales que puedes cometer

Zonas erógenas del hombre que no conocías

Zonas erógenas de la mujer más allá del punto G

Comentarios

comments