Tips

¿Cómo cuidar, asear y conservar tus muelas del juicio?

FotorCreatedsmile

Si eres de los pocos suertudos con suficiente espacio en la mandíbula para conservar las muelas del juicio y evitar la dolorosa extracción, estos tips son para ti.

La salud bucal es en extremo importante. Hay muchísimas enfermedades cardíacas y del sistema respiratorio que podemos desarrollar por no cuidar bien nuestros dientes, no sólo se trata de tenerlos blancos y bonitos. Las muelas del juicio o, como se les dice formalmente: los terceros molares, pueden llegar a ser delicados cuando empiezan a surgir. Los síntomas varían de persona a persona pero el dolor de boca, cabeza y oídos suele ser lo más común y molesto, estos son algunos tips para cuidar, asear y conservar tus muelas del juicio

giphy.com

1- Acude a tu dentista. Es regla que al menos 2 veces al año debes ir al dentista para una revisión y limpieza bucal. Cuando empiezan a salir las muelas del juicio es importe acudir a un profesional para que te indique si es necesaria o o no una extracción de los molares. En caso de que no lo sea, puede recetarte algo para el dolor.

Una vez que tus muelas del juicio han salido por completo y te han dejado de molestar, debes continuar con las visitas semestrales al dentista para que verifique que su limpieza es adecuada y que no te causarán problemas en un futuro.

2- Radiografías. Se recomienda que cuando empiezan a salir y después cada 3 años, aproximadamente, saques una radiografía de tu boca para asegurarte de que todo está en orden. Muchas veces el crecimiento de las muelas del juicio perjudican la posición del resto de nuestros dientes y llega a ser necesario un tratamiento de ortodoncia para evitar que los dientes se enchuequen.

3- Asegúrate de tener el cepillo de dientes adecuado. El tamaño de boca de cada persona varía y los terceros molares, al estar al final de nuestras mandíbulas suelen recibir una mala atención por parte de nuestros cuidados cuando nos lavamos los dientes. Pregúntale a tu dentista qué cepillo es adecuado para ti y lava tus dientes después de cada comida. Para asear adecuadamente tus muelas del juicio, puedes poner tu cepillo de forma horizontal e inclinarlo un poco para que llegue hasta los lugares más recónditos de tu boca.

Un truco es que, una vez que el cepillo de dientes esté dentro de tu boca, la cierres un poco para que tu mandíbula se relaje y te sea más fácil acceder al espacio detrás de tus molares para que no se forme placa.

4. Enjuague Bucal – Como es tan difícil limpiar con hilo dental la zona de los terceros molares, se recomienda complementar el aseo con enjuague bucal antibacterial. Puedes tomar un cotonete para limpiar con enjuague bucal la zona al rededor de tus muelas del juicio para evitar que pedazos de comida se queden ahí y para que tus encías estén sanas.

5-Buena alimentación. Frutas, verduras y al menos 2 litros de agua al día son un buen inicio. Nuestra alimentación beneficia o afecta a los órganos de nuestro cuerpo y los dientes no son la excepción. Al ser huesos requieren de calcio, algunos alimentos ricos en calcio son: lácteos, frutos secos, espinaca, brócoli, higo, soya y ajonjolí.

6- Nada de tabaco. Evita fumar para que tu dentadura no se dañe, las muelas del juicio pueden debilitarse con el tabaco, mancharse y afectar tus encías y la sensibilidad de tu boca.


También podría interesarte:

5 productos de belleza que puedes hacer en casa: crema anti-acné, pasta dental, acondicionador, tratamiento anti-caspa y shampoo en seco


//

Comentarios

comments