Tips

Mascarillas hidratantes caseras

www.bellezaysaludnatural.com
www.bellezaysaludnatural.com

Hidrata tu rostro con estas sencillas mascarillas caseras y dile adiós a las imperfecciones.

La piel con falta de hidratación se debe a diversas causas, un ejemplo de esto es el clima, pues el frió y el sol son factores naturales que alteran nuestra piel. De igual manera, los químicos de algunos maquillajes facilitan que nuestra piel luzca apagada y seca, anticipando la llegada de las arrugas e imperfecciones, como granitos, espinillas y puntos negros, y en algunos casos que la piel luzca grasosa.

Algunas soluciones a estos problemas son las cremas y las mascarillas que algunas marcas manejan, sin embargo, en muchos casos fuera de resolver el problema lo alteran. Si este es tu caso, no te preocupes porque las mascarillas naturales son siempre una buena opción para ayudar a hidratar nuestro rostro sin tener problemas secundarios o reacciones contrarias a las que se buscan.

Mascarilla de yogur

Haz una mezcla homogénea con una cucharada sopera de yogur natural con una cucharada de miel y el jugo de medio limón, te quedará una pasta de suave textura. A continuación aplícatela en la cara y evita el contacto con los ojos, pues el jugo de lmón podría irritarlos; deja actuar la mascarilla de 40 a 45 minutos, retira con agua tibia y seca con una toalla limpia. Procura no restregar tu rostro, sólo seca con pequeños golpesitos.

Recuerda que el jugo de limón mancha la piel si se tiene contacto con el sol, te aconsejamos la apliques durante la noche o sé precavida y no te expongas a los rayos del sol mientras la usas.

Mascarilla de yema de huevo

Lava tu rostro con agua calienta y de igual manera, realiza un baño de vapor durante unos diez minutos para que tus poros e abran. Siguiente,  aplícate una mascarilla de yema de huevo mezclada con una cucharada de miel, aplícala dicha mezcla y déjala actuar de 30 a 40 minutos. Retira con sólo con agua tibia, uses jabón.

Mascarilla de plátano

Mezcla una clara de huevo, la mitad de un plátano,  hojas de menta y una cucharada de miel. Mezcla hasta integrar completamente cada ingrediente, cuando notes que se ha formado una pasta colócala en tu rostro de 15 a 25 minutos aproximadamente y retírala con agua tibia. Inmediatamente notarás que tu piel está más suave.

 

Mascarilla de limón con miel 

Mezcla una cucharada de miel con el jugo de la mitad de un limón, colócala en tu rostro de 20 a 30 minutos y retira con agua tibia o fría. Procura realizar esta mascarilla tres veces por semana, de igual manera, te recomendamos que realices este procedimiento durante la noche, pues el limón causa manchas color café si se expone a rayos solares.

Mascarilla de fresas

Primero deberás hacer un batido de fresas, ya sea con la licuadora o trituradora, después agrega una cucharada de yogur natural. También, si lo prefieres, puedes agregar una cucharada de miel para obtener mejores resultados.  Una vez que todos los ingredientes estén completamente incorporados, coloca esta pasta sobre tu rostro de 15 a 20 minutos aproximadamente y retira con agua tibia, inmediatamente después de secar tu rostro, aplica tu crema habitual.

Mascarilla de avena 

Mezcla una cucharada sopera de avena, una cucharada de miel y  una cucharada de yogur. Cuando logres hacer una pasta con todos los ingredientes, aplícatela sobre el rostro, después déjala actuar de 30 a 40 minutos, aproximadamente. Retira con agua tibia, y nota inmediatamente que tu piel estará más suave y más clara que tu tono actual.

Mascarilla de aguacate

Con una yema de huevo y la pulpa de un aguacate, haz una mezcla hasta integrar completamente los ingredientes. Si lo prefieres, también puedes agregar una cucharada de aceite oliva y una cucharada de miel. Aplícatela sobre el rostro y déjala actuar durante 40 minutos y retira con agua tibia. Esto ayudará a tu rostro estar más brillante y suave.

Mascarilla de manzana

Corta en trozos una manzana y hierve con media taza de agua, retira del fuego y déjala enfriar. Siguiente, mezcla una cucharada de yogur natural con una cucharada de miel, añade la manzana sin el agua en donde se hirvió, y mezcla todo hasta lograr que los ingredientes formen una pasta homogénea.
Aplícala  sobre el rostro durante 25 minutos y retirar con agua fría, puedes lavara  tu rostro con jabón neutro.

Mascarilla de pepino

Licua la mitad de un pepino, previamente pelado, con una cucharada de yogur natural y una cucharada de miel. Te quedará una pasta cremosa, misma que deberás aplicar sobre tu rostro. Déjala actuar durante 30  minutos y retira con agua tibia, procura no dejar ningún rastro de la mascarilla.

También podría interesarte:

Comentarios

comments

Agregar comentario

Haz clic aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *